Chiles en Nogada

Después de algún tiempo fuera de sintonía por causas de fuerza mayor, decidí buscar la ocasión ideal para volver a publicar recetas…, y se me ocurrió que el día del “Grito de Dolores” era el momento perfecto.

Para aquellos que no están familiarizados con la historia mexicana, el 16 de septiembre se celebra el “Grito de Dolores” para conmemorar el acto que dio inicio a la guerra de Independencia de México.
Según la tradición, Miguel Hidalgo, Ignacio Allende y Juan Aldama reunieron al pueblo para desconocer y sublevarse contra la autoridad de la Nueva España el 16 de septiembre de 1810, mientras hacían sonar las campanas de la Iglesia de Dolores en lo que hoy en día es el Estado de Guanajuato.
Esta es una fecha muy importante para todos los mexicanos y el país entero se viste con el tricolor nacional para celebrar su independencia. Como la gastronomía no puede quedar fuera de esta celebración, los “Chiles en Nogada” es el platillo típico de esta fecha porque combina los tres colores de la bandera mexicana: el verde del chile poblano, el blanco de la nogada y el rojo de las semillas de granada.
Por primera vez desde que vivo en México, se me ocurrió invitar a un grupo grande de amigos a celebrar el Grito en casa y preparar los famosos “Chiles en Nogada”.
Confieso que fue una tarea ardua porque cuando comencé a buscar recetas en Internet, me di cuenta de que todas eran DIFERENTES!! Incluso pregunté en los diferentes lugares donde compré los ingredientes ¿qué le debo poner a los chiles? ¿Los hago con carne de res o de cerdo? ¿les coloco peras o manzanas?…y siempre obtenía una respuesta distinta.
Ante este dilema, combiné los elementos comunes de varias recetas y seguí algunos consejos para ofrecerles mi propia receta de “Chiles en Nogada”. Al final del día –con un poco de miedo de utilizar a mis invitados como conejillos de india- el resultado fue muy bueno, la comida quedó muy sabrosa y los invitados contentos.
Anímense a prepararlos en su casa y verán que pasarán un rato increíble entre amigos, formando parte de una tradición que se disfruta en grande.

CHILES

Ingredientes:

12 chiles poblanos.

Preparación:

1-       Quemar los chiles directamente en el fuego de la estufa y hornilla hasta que queden negros.

2-      Cuando estén completamente negros, colocarlos dentro de una bolsa Z-plock y luego cerrarla por una media hora para que los chiles suden.

3-      Sacar los chiles de la bolsa para retirarles la piel quemada. (Lo puedes hacer bajo el chorro del agua).

4-      Una vez que ya están pelados, hacer una raja en el chile para poder sacarle las semillas. Esto debe hacerse con cuidado para no romper el chile.

5-       Dejar reposar los chiles para que puedan secarse un poco. También puedes colocarlos en un pyrex y darles un toque de horno para agilizar el proceso.

NOTA: las semillas es lo que le da el picor al chile, así que probablemente te ardan los dedos cuando estés haciendo este paso. Si tienes la piel sensible, es mejor utilizar guantes.
 

RELLENO DE LOS CHILES

Ingredientes:

1-       1 kilo de carne molida de res o de cerdo. (El vendedor de la carnicería me dijo que me quedarían mejor con carne de res!).

2-      1 taza de cebolla picadita.

3-      1 taza de tomates pelados y picados en cubos pequeños.

4-      1 cucharadita de ajo picado o 4 dientes de ajos picaditos.

5-       ½ taza de durazno picado.

6-      ½ taza de jugo de tomate.

7-       ½ taza de pera picada.

8-       ¼ de taza de almendras peladas y fileteadas.

9-      ¼ de taza de piñones.

10-    ¼ de taza de pasitas.

11-     1 ½ cucharada de comino.

12-    1 cucharadita de canela en polvo.

13-    1 cucharadita de perejil.

14-    ¼ de cucharadita de acitrón.

15-    1 cucharada de jerez.

16-    Sal al gusto.

Preparación:

1-       En una sartén grande, colocar un poquito de aceite de oliva para sofreir la cebolla y el ajo hasta que se pongan algo transparentes.

2-      Agregar la carne molida y mover con una cuchara de madera para evitar que la carne tenga grumos. Cocinar por unos 10 minutos a fuego medio.

3-      Agregar el tomate picado y revolver con la cuchara de madera.

4-      Agregar el durazno y la pera y revolver.

5-       Agregar el jugo de tomate y revolver. Dejar cocinar por unos 5 minutos más.

6-      Agregar las almendras, los piñones y las pasitas. Bajar el fuego y continuar cocinando.

7-       Agregar las especias: el comino, la canela,  las hojitas de laurel y la sal. Revolver y dejar cocinar por otros 5 a 7 minutos más.

8-      Por último, agregar el acitrón y el jerez. Revolver bien para que se mezclen todos los sabores.

9-      Rellenar los chiles.

NOGADA

Ingredientes:

1-       ¼ taza de leche.

2-      1 cucharada de crema.

3-      1 barra de queso crema Philadelphia.

4-      100 gramos de nuez de castilla pelada.

5-       Un toque de canela en polvo.

6-      Un toque de jerez.

7-       Un toque de nuez moscada en polvo.

Preparación:

1-       Mezclar todos los ingredientes en una licuadora, comenzando por el más líquido (la leche).

2-      La nogada debe quedar como una crema espesa. Si la prefieres un poco menos densa, puedes agregar un poco más de leche.

3-      Bañar los chiles rellenos con la nogada.

DECORACIÓN

Una vez que ya tienes los chiles rellenos bañados en nogada, agrega unas semillas de granada por encima junto a un poco de cilantro picadito.

“Si ya terminaste todos los pasos…estás listos para COMER”.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s